Singular Bank

Aunando futuro y presente

¡Cuántas veces habremos oído que la inversión ha de plantearse a largo plazo! Y así es.

Intentar predecir qué activo es el que mejor se comportará de aquí a 1 mes, jugar a adivinar el valor que más se revalorizará, asegurar que en los próximos meses "el growth irá mejor que el value" o pensar que somos capaces de saber el momento óptimo de entrada en el mercado es difícil, muy difícil. Y es posible que lo consigamos alguna vez, pero repetir hazaña de forma reiterada se presenta ya como un reto más empinado que encumbrar los 14 "ochomiles".

En la inversión a corto plazo, hay infinidad de variables y, para tener éxito en la inversión, lo primero que deberíamos tener claro es que la mayoría de ellas no podemos controlarlas. En ocasiones, la economía puede dar un giro inesperado por algo tan poco predecible como una pandemia (¡bien lo sabemos!) o una situación climatológica prolongada adversa. O por un giro en el poder político o económico, una burbuja en algún sector, tensiones geopolíticas, cambios de ciclos, la caída de un banco importante...

Podríamos seguir y seguir, pero, en resumidas cuentas, lo importante es entender que no podemos controlar el mundo.

¿Cuál es la manera más adecuada, pues, para plantearnos nuestras inversiones? No pretendemos ser los más listos de la clase. Cada entidad, cada inversor, cada gestor, tiene su método, y posiblemente en todos exista una ciencia. Pero nosotros, en Singular Bank, pensamos que esa ciencia está en la detección de megatendencias.

Las megatendencias son temáticas diversas, pero con un denominador común: el cambio. Son tendencias que generan cambios: profundos, importantes, permanentes. En la sociedad, en cómo vivimos, cómo nos relacionamos, cómo hacemos negocios, cómo pensamos. Y, por tanto, tendencias que podrían convertirse en los nuevos motores de crecimiento económico en el largo plazo.

Invertir en megatendencias nos permite no tener que estar seleccionando áreas geográficas concretas, ni tamaño o estilo de gestión de las compañías que seleccionamos, ni nos hace estar constreñidos a un índice de referencia. Investiguemos cuáles son esas megatendencias llamadas a cambiar nuestro entorno y tendremos una joya en nuestro haber.

Los cambios geográficos, los nuevos patrones de consumo, la disrupción tecnológica, la revolución sostenible, el cambio climático... ¿podrían ser esas joyas por descubrir? Desde Singular Bank creemos que sí.

Ahora bien, ¿es posible conciliar ese largo plazo con las oportunidades a corto plazo? Pensamos que sí. Aunque, como argumentábamos al principio, la inversión a corto plazo tiene el riesgo de la impredecibilidad, no podemos cerrar tampoco los ojos a ciertos acontecimientos que tienen lugar a nuestro alrededor y de los que podríamos sacar provecho para nuestras carteras. Eso sí, esos acontecimientos tienen que tener tangibilidad y, por supuesto, un sólido fundamento sobre el que asentarse. Un ejemplo podría ser el programa Next Generation.

El Fondo de Recuperación Next Generation nació de la necesidad de apoyar la recuperación económica en la Unión Europea ante el impacto inicial de la pandemia del Covid-19. Se aprobó finalmente en mayo de 2021 por Bruselas, con la misión de intentar construir, de aquí al 2027, una UE más sostenible medioambientalmente, más digitalizada, resiliente y adaptada a los grandes retos presentes y futuros.

Y en este punto... ¡oh, llega la sorpresa! Miremos con atención.

La mayor parte de los fondos de Next Generation se destinarán a proyectos vinculados con sostenibilidad (proyectos medioambientales, energías renovables, eficiencia energética, movilidad sostenible...), digitalización (infraestructuras, ciberseguridad o inteligencia artificial…), cohesión e igualdad (educación, sanidad o infraestructuras para dependientes...).

Proyectos que, en muchos casos, apuntan en la misma dirección que esas megatendencias que solo unas líneas más arriba apuntábamos como posibles ganadoras del mañana.

Y es que no es casualidad. Las temáticas que "mañana" pueden ser generadoras de cambio son las que "hoy" tenemos que impulsar. Y de ahí que ,si hay que destinar partidas importantes de inversión, se haga en aquello que puede hacer de nuestro mundo un sitio mejor para vivir.

Esto, fácil de plasmar en un papel pero más complejo de llevar a la práctica, es lo que intentamos día a día desde Singular Bank, buscando las mejores ideas de inversión para nuestros clientes. Y muchas de estas ideas las plasmamos en nuestros Singular Multiactivos, 5 fondos perfilados, con distintos niveles de riesgo para que cada cliente pueda invertir en aquel que se adapte mejor a sus circunstancias, en los que se plasma la visión de mercados y la estrategia de asignación de activos de los expertos del Área de Inversiones de Singular Bank.

Singular Multiactivos se construye buscando la mejor diversificación entre distintos tipos de activos, intentando combinar fuentes de generación de valor (alfa) mediante la inversión en fondos de megatendencias y unos costes muy ajustados (beta) gracias al empleo de productos con bajas comisiones, como fondos indexados y ETF.

Futuro y presente se dan así la mano, y podemos hacerlos nuestros desde tan solo 10 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin