Orange

Diversificación empresarial, ¿cuál es la que más le conviene a tu negocio?

  • Esta estrategia permite encontrar nuevos nichos de mercado
  • El 61% de las empresas españolas espera una caída de su facturación

El 61% de las empresas españolas espera una caída de su facturación este año debido al impacto de la crisis del coronavirus, mientras que un 19% prevé mantener sus ingresos y un 20% estima un incremento, según el Estudio del Riesgo de Crédito en España, de Crédito y Caución e Iberinform publicado en el mes de octubre.

El fuerte impacto de esta pandemia que, en España, según las previsiones, provocará una caída de la economía superior al 12%, ha obligado a muchas empresas a repensar su modelo de negocio para evitar echar al cierre. Eso sí, al mismo tiempo les ha abierto una oportunidad para descubrir otras vías de crecimiento.

Una de las mejores herramientas para conseguirlo es la diversificación, que permite encontrar nuevos nichos de mercado o posibilidades comerciales, obteniendo así una mayor expansión y, por tanto, un mayor crecimiento. Asimismo, este tipo de estrategias también son válidas para reestructurar alguna línea de negocio. En resumen, diversificar consiste en crear nuevos productos o servicios, desarrollar un nuevo enfoque para los ya existentes o buscar nuevos perfiles de consumidores.

Como apunta la escuela de negocios EAE Business School, "la diversificación es un proceso que depende de varios factores. Cada empresa tiene unos objetivos que le impulsan a emprender un plan de este tipo. Por sus numerosas implicaciones y efectos, la diversificación no puede decidirse de la noche a la mañana. Tiene que estar justificada por un análisis previo de la situación y plasmarse en un plan específico".

A este respecto, la estrategia de diversificación puede desarrollarse por diferentes vías. Una de ellas es la horizontal, en la que la empresa pone a la venta productos nuevos y en mercados que guardan relación con el espectro comercial en el que opera. "Cambian los formatos, pero no el enfoque", indican desde EAE Business School. Por otro lado, se encuentra la vertical. Con esta opción las compañías se lanzan a fabricar productos o a desarrollar servicios que antes adquirían a terceros, por lo que pasan a formar parte de su cadena productiva.

Otros dos tipos son la concéntrica y la conglomerada. En el primer caso, se crean nuevos productos pero se incluyen en una línea que ya existía. Por ejemplo, en un supermercado, sería añadir líneas de productos light. En el segundo caso también se desarrollan nuevos productos, pero éstos no guardan ninguna relación con los tradicionales. Sería el caso de una marca de ropa que crea una gama de productos de higiene personal o de perfumería.

Invertir en ti mismo o en los demás

Las estrategias de diversificación también pueden clasificarse en relacionada y no relacionada. Esta última ha servido a muchas compañías a nivel global para convertirse en lo que son hoy en día. Y esa es la que usan los conglomerados. Se apuesta por actividades que son completamente nuevas y para lograrlo hay dos caminos. Por un lado, la inversión propia, por lo que la empresa construye desde cero esa nueva vía de negocio. Por otro, la adquisición total o parcial de otra firma.

Frente a la diversificación no relacionada se encuentra la relacionada con la que se busca combinar dos o más actividades que guarden algún tipo de relación. Sin embargo, no sólo se trata de actividades similares, "también implica que las actividades tengan algún tipo de compatibilidad tecnológica, comercial o productiva. Lo esencial en este tipo de operación es que las dos acciones den mejores resultados de los que darían por separado. Por lo general, las empresas que recurren a este tipo de plan lo hacen tras haber detectado una oportunidad de negocio en su respectivo mercado", argumentan desde EAE Business School.

En cualquiera de los casos, la diversificación ofrece una serie de ventajas como son el acceso a nuevos mercados, con las posibilidades que ello conlleva de aumentar el negocio y los beneficios; diversificar el riesgo; aprovechar los recursos propios; crear sinergias; incrementar la competitividad del negocio y la visibilidad de la empresa; o aumentar la capacidad para afrontar los cambios.

En este contexto, en Orange han creado un nuevo espacio para empresas bajo el nombre "Ahora más cerca" donde encontrarán videos con entrevistas realizadas por el periodista Javier Ruiz a autónomos y pymes reales. De este modo, se conocerán las historias de estos empresarios y se descubrirá cómo se han adaptado a los nuevos tiempos. Además, el propio Javier Ruiz hace un análisis en profundidad de cada tema, señalando las oportunidades que existen. Un contenido muy interesante para todos los que busquen sacarle el máximo partido a su negocio y quieran aprender a manejarse en esta nueva situación generada por la crisis del Covid.

*Puedes consultar todas las entrevistas en Orangecontunegocio.com

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin