No es fútbol.
Es LaLiga.

Un proyecto de
LaLiga

No es fútbol. Es LaLiga.

Si hablamos de deportes y redes sociales el fútbol también sigue siendo la disciplina rey. Según métricas oficiales de TikTok, la temporada pasada el contenido sobre fútbol fue lo que más visitas generó en el apartado de deportes con nada más y nada menos que 87 billones de views.

Elegir el qué y el cuándo es la gran tendencia de consumo, sobre todo teniendo en cuenta que la generación millennial, los que hoy tienen entre 25 y 40 años, y los centennials, los nacidos a partir de mediados de los años 90, suponen actualmente más de la mitad de la población. Dos segmentos de la sociedad cuyas principales características radican en que son digitales y están hiperconectados. Algo que no escapa al mundo del deporte.

LaLiga

Antes de la pandemia, más de 5 millones de aficionados disfrutaban habitualmente del fútbol en locales públicos, donde permanecían más de 2 horas de media. Unas cifras que ponen de manifiesto la importancia de este deporte como dinamizador de la actividad y generador de ingresos para un sector como la hostelería.

LaLiga

Apenas cuatro días. Ese es el tiempo que JP Morgan, el banco que iba a financiar la recientemente anunciada Superliga de fútbol, tardó en reconocer que "juzgó mal" la repercusión que tendría el nacimiento de la nueva competición en todo el mundo y prometió "aprender" de la experiencia. Lo hizo después de que la mayoría de los equipos impulsores anunciaran el abandono del proyecto ante el rechazo del público, los jugadores, los clubes, las instituciones, muchas personalidades del deporte y diferentes gobiernos europeos.

LaLiga

Más de 1.700 millones de euros. Ese es el impacto que tendría una Superliga europea, como la anunciada en estos últimos días, en los clubes de LaLiga. Un daño que, trasladado a los puestos de trabajo de la industria del fútbol profesional, supondría una pérdida de casi 60.000 empleos.

LaLiga

En el año 2013 el nombramiento de Javier Tebas como nuevo presidente de LaLiga no supuso únicamente un cambio de nombre en la dirección, sino un giro de 180 grados en la industria del fútbol español. Bajo la nueva presidencia se empezó a gestar un proyecto centrado en el control económico, la venta centralizada de derechos audiovisuales, el liderazgo económico y la internacionalización, con un cambio en la estrategia de los horarios que multiplicó el crecimiento internacional de la competición a la vez que aumentaba la asistencia a los estadios.

LaLiga

La piratería es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sector del entretenimiento y que genera no solo pérdidas económicas, sino también de capital humano. Por ello, desde hace un año LaLiga trabaja para plantar cara a este delito con diferentes herramientas, y muestra del resultado que está obteniendo es que solo en la temporada 2019-20 logró detectar y retirar más de un 1 millón de vídeos en Youtube, más de 800 aplicaciones y más de 80.000 páginas web.

LaLiga

Si a jugadores como Emilio Butragueño o Luis Miguel Arconada les hubiesen dicho que les recrearían su cuerpo en 3D para realizar el control médico o que los aficionados de los clubes de LaLiga Santander o LaLiga SmartBank podrían acceder al campo sin necesidad de entrada en papel y gracias a una camiseta inteligente, seguramente no se lo habrían creído.

LaLiga

El sector de los videojuegos en España genera casi 1.500 millones de euros y cuenta con más de 15 millones de usuarios que dedican una media de 6,7 horas a la semana a esta actividad. Son datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) correspondientes a 2019 y que reflejan la magnitud de una industria que equivale al 0,11% del PIB español.

No es fútbol. Es LaLiga.

El 28 de diciembre de 2018 se aprobó la ley que obliga a las grandes empresas a realizar informes no financieros, es decir, que recojan información sobre aspectos ambientales, sociales, relativa al personal, el respeto de los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y el soborno, y sobre la propia sociedad. Un compromiso que irá un paso más allá a partir de 2021, ya que desde entonces todas las corporaciones con al menos 250 empleados deberán presentar estos reportes.

LaLiga

Como muchos otros niños, Jorge García Oliver era un apasionado del fútbol y soñaba con poder ganarse la vida dándole patadas al balón. Cuando comprobó que ese no sería su camino, decidió formarse para triunfar en una industria que, solo en España, genera más de 4.000 millones de euros en impuestos y un impacto en la actividad económica equivalente al 1,37% del PIB.

No es fútbol. Es LaLiga.

El conocido como Opening Bell es todo un acontecimiento en Estados Unidos. No solo porque marque el inicio de la sesión bursátil de la bolsa de Nueva York (NYSE), una de las más importantes del mundo, sino porque sirve de escaparate al mundo para multitud de empresas.