Empresas y finanzas

¿Cómo retener a personal cualificado?: 'Stock options'

  • Armando Reneses, asesor en gestión de recursos humanos de LABE Abogados, explica cómo retener personal altamente cualificado en nuestra empresa
  • Las stock options son una alternativa a la alta retribución de personal cualificado
Armando Reneses, asesor en gestión de recursos humanos en LABE Abogados

La composición de un equipo profesional es uno de los pilares fundamentales en las primeras etapas de una nueva empresa. Muchas empresas en sus inicios no tienen capacidad económica para formar un equipo altamente cualificado en comparación con su competencia y es en este momento donde aparecen las Stock Options.

Es un sistema que con frecuencia se solía utilizar principalmente en grandes compañías, pero que poco a poco se está ampliando a pequeñas y medianas empresa que quieren crecer.

¿En qué consiste esta política retributiva?

¿Qué son las stock options? y ¿En qué consisten?

Armando Reneses, asesor en RRHH en LABE Abogados, señala que podemos considerar que las stock options son un complemento de retribución a los empleados mediante el cual se les permite adquirir acciones de la empresa, con un precio inferior al valor del mercado.

El plan estratégico de la empresa consiste esencialmente en ofrecer a los empleados un número "limitado" de acciones a un precio inmóvil, el cual permanecerá estable durante un periodo limitado de tiempo que suele ser de entre 3 y 5 años. Una vez finalizado este tiempo, el empleado tendrá el derecho a adquirir el número de acciones que le correspondan al precio fijado en su día, aunque el valor de la acción sea superior.

Las stock options ayudan a retener el talento en la empresa, dado que las condiciones para mantener este derecho requieren que los empleados permanezcan durante un tiempo determinado en la misma para poder adquirir las acciones que les correspondan. Se trata, en definitiva, de una estrategia de fidelización de los empleados.

De otra parte, suponen un alivio económico para la empresa en términos de salario-categoría. Esta fórmula es una de las políticas retributivas favoritas de las empresas: da lugar a que un empleado que no tenga un sueldo elevado esté motivado en el supuesto de que se confirme un elevado crecimiento de la empresa.

¿Obtienen alguna ventaja la empresa o el trabajador?

Para la empresa supone un ahorro en costes, dado que su coste es el de la diferencia del precio de la acción rebajado y su valor teórico o de cotización. También le permite a la empresa mantener un paquete importante de acciones en manos "conocidas" (por ejemplo, garantizando la estabilidad de la empresa frente a posibles OPAs hostiles) y no debemos olvidarnos del tratamiento fiscal favorable.

En cuanto a los trabajadores, supone un ahorro fiscal, dado que, si se cumplen todos los requisitos, no tributan hasta los 12.000 euros anuales. Además, por la definición de la política retributiva en sí misma, se les otorga a los empleados la posibilidad de comprar acciones de la empresa por un precio más económico al valor del mercado. Si a fecha de vencimiento, el precio de ejercicio de la acción es inferior a la cotización, el trabajador podrá ejercer su derecho y seguidamente vender, obteniendo así un beneficio.

Pongamos un ejemplo:

"Si las acciones tienen fijado un precio de ejercicio de 10 euros por acción en el plan, cuando el empleado pueda y ejercite el derecho de adquirir las acciones a dicho precio, las podrán adquirir a ese precio, con independencia de que el precio de las acciones sea mayor de 10 euros".

¿Cómo tributan las stock options?

De acuerdo con la Ley del IRPF, tienen dos valoraciones, primero en el momento que se ejercita el plan (el empleado ejecuta las opciones de compra cuando el precio de las acciones es inferior al precio de mercado), y la segunda, cuando se venden dichas acciones.

Cuando se ejecuta el derecho de compra, se debe de tributar como rendimiento de trabajo por la cantidad que abona el empleado por la adquisición de la acción, como salario en especie.

Las retribuciones por stock options pueden beneficiarse de una exención máxima anual de 12.000 euros anuales, siempre y cuando, se cumplan los siguientes requisitos:

- Que los trabajadores conjuntamente con sus cónyuges o familiares hasta el segundo grado no tengan una participación.

- Que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa.

- Que las acciones se mantengan al menos 3 años desde que se han ejecutado.

Además, existe la posibilidad de obtener un rendimiento reducido de las stock options a efectos fiscales. Así, podemos minorar el rendimiento íntegro en un 30% (con un máximo de 300.000 euros), siempre y cuando en los Planes de empresa no se concedan de forma anual y que se ejerciten transcurridos más de dos años desde su concesión.

No obstante, esta reducción no resultará de aplicación a los rendimientos que tengan un período de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquél en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado la reducción prevista.

Por último, debemos destacar el impacto de la venta de acciones a efectos fiscales para el trabajador. Cuando el empleado toma la decisión de vender sus acciones, puede obtener pérdidas o ganancias, que tendrá que plasmar en su declaración de la renta. Deberá tributar por la diferencia entre la cotización de la acción el día de su venta y la cotización de la misma el día de la ejecución su derecho al adquirir las stock options.

LABE Abogados cuenta con un Departamento dedicado en exclusiva a gestión de Recursos Humanos, siendo especialistas en Outsourcing de Recursos Humanos y en gestión de los mismos. Los profesionales de este Departamento se encargan, asimismo, de elaborar las políticas retributivas de grandes y pequeñas empresas en consonancia con sus objetivos.

También te puede interesar:

· Gestión de Recursos Humanos

· Auditoría salarial

· Empresas: Outsourcing de RRHH, ¿qué es y por qué lo necesito?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin