Economía y Empresa - Junio 2019

"En IESIDE intentamos educar para la incertidumbre"

  • "En la dimensión institucional de la sociedad y en particular de la universidad debemos preguntarnos a qué tipo de sociedad debemos dirigirnos y para qué"
  • "El objetivo es contribuir a la innovación universitaria y a la formación de los distintos profesionales que requiere el mundo de la empresa y de los emprendedores"

Afundación es la entidad desde la que ABANCA impulsa su actividad de RSC. 
 

 

¿Cuáles fueron los principios fundacionales con los que nació y sigue actuando?

Como Obra Social de ABANCA ejercemos el compromiso de responsabilidad social corporativa e institucional que el banco gallego tiene con la sociedad. Nacemos con visión transformadora y voluntad de cambio y ese es el pulmón que nos alienta a caminar hacia la superación y el progreso. Como entidad gallega, privada y sin ánimo de lucro nuestro objetivo principal es dar respuesta a las demandas de un entorno en constante evolución, bajo los parámetros de la profesionalidad y la ética. Nuestra acción se desarrolla en los ámbitos de la educación, el envejecimiento activo, la cultura y el voluntariado, buscando contribuir al desarrollo integral de las personas, la eficiencia, la relevancia, la innovación y la internacionalización, siempre teniendo en cuenta la sostenibilidad. Este es el itinerario trazado desde el inicio de nuestro plan estratégico 2015-2019 y que continuará vertebrando la próxima planificación estratégica en 2020. El camino iniciado es el correcto, las cifras lo avalan: más de 1.300.000 personas participaron en nuestros programas en 2018.

La educación es una de sus áreas prioritarias, siendo el IESIDE su máximo exponente, del que usted es Rector Presidente. ¿Cuál fue la finalidad con la que ABANCA y Afundación se aliaron para su creación?

IESIDE es un proyecto estratégico de ABANCA que lo lleva a cabo a través de su obra social, Afundación. El objetivo es contribuir a la innovación universitaria y a la formación de los distintos profesionales que requiere el mundo de la empresa y de los emprendedores. Una formación transversalmente permeable a toda nuestra actividad profesional que, unida a la calidad, combine teoría y aplicación en todas las etapas de la educación formal y del aprendizaje permanente. Esta es la filosofía de todos nuestros programas de IESIDE, en donde intentamos acercar la institución al estudiante, donde tanto el profesor como el estudiante son personas que aprenden, donde uno no enseña a expensas del otro. Respondemos a esa necesidad de formación interdisciplinar orientada a la gestión empresarial y al emprendimiento con el aval de treinta años de experiencia en la enseñanza en el ámbito de los negocios. Nuestro propósito es contribuir a la formación del capital humano, la formación tecnológica y científica, la responsabilidad social corporativa, la innovación empresarial y la promoción de la mejora de la competitividad de las empresas nacionales e internacionales, con especial énfasis en el noroeste peninsular y Eje Atlántico.

¿Qué ofrece IESIDE? ¿Qué programas se incluyen en su oferta formativa?

A través de un modelo académico diferencial, adaptable e innovador que abarca las diferentes etapas de la vida profesional de las personas y que se estructura en módulos que permiten una dedicación flexible y adecuada al tiempo disponible de cada uno, IESIDE desarrolla una oferta académica con titulaciones oficiales y profesionales que cubren un amplio espectro formativo, entre otras áreas, economía y finanzas, gestión empresarial o marketing, también el liderazgo, la comunicación, la economía digital, la neuropsicología aplicada al ámbito empresarial o los sistemas de información y big data.

Con más de sesenta mil estudiantes IESIDE es una institución de educación superior de referencia, con una tasa de empleabilidad del 96% y numerosas empresas que cuentan en sus cuadros directivos con egresados de IESIDE. Además, poseemos acuerdos con universidades de prestigio en trece países. Nuestro modelo da respuesta a las necesidades actuales y nos impulsa a crecer: hemos trasladado formalmente a la Xunta de Galicia la solicitud y la memoria técnica para crear la que sería la primera universidad privada de Galicia, la Universidad Intercontinental de la Empresa, UIE, que proyecta el inicio de sus actividades para el curso 2021-2022 y que aportará un valor diferencial al operar en aquellos ámbitos no cubiertos por otras instituciones universitarias.

La internacionalización es uno de sus objetivos preferentes, ¿Qué colaboraciones y acuerdos han cerrado con otras universidades extranjeras? ¿Cuál es la finalidad de estas y cómo benefician a las empresas gallegas?

Entendemos la internacionalización desde una doble vertiente: desde un aspecto global, damos a conocer nuestro aporte cultural y tecnológico, en el amplio sentido de los términos, a otros países impulsando hacia el exterior nuestra forma de pensar y hacer. Desde lo local, aprendemos de otras personas de diferentes latitudes, estudiantes y profesores, otros modelos cognitivos y afectivos. Categóricamente afirmo que cualquier institución que se precie, sobre todo las educativas, no deben vivir de espaldas a la internacionalización porque estarían limitando su visión del mundo, condicionando el conocimiento, limitando su aprendizaje weltanschauung o cosmovisión y haciéndose proclives a la endogamia y a la visión ciclópea, de un solo ojo.

La internacionalización es un eje estratégico en IESIDE que prima la calidad sobre la cantidad. Los acuerdos internacionales que tenemos en ejecución son un motor de innovación académica y buscamos partners de calidad con los que crecer y generar valor, que beneficien a todo el portafolio académico, a nuestros estudiantes, profesores, y sobre todo a la sociedad y a las empresas del entorno. Tenemos alianzas en Europa, Asia y América con instituciones de prestigio como Georgetown University (EEUU) o The University of California, Riverside, con la University of International Business & Economics, líder en Comercio Internacional en China, con Dublin School of Business o con Poznan University of Economics en Polonia, entre otras.

Orientamos a nuestros estudiantes como líderes en un entorno global capaces de transformar el conocimiento, basado en la diversidad cultural, en una ventaja competitiva para sus empresas. La convivencia en el proceso de formación multiplica exponencialmente las capacidades de cada individuo, lo que hará crecer a las compañías para las que trabajen porque uno de los principales retos de nuestras empresas en su crecimiento internacional es contar con el talento necesario para su expansión en mercados altamente complejos. Un claro ejemplo de esta vocación de servicio empresarial es el plan que desarrollamos con UIBE, una universidad china líder en formación de especialistas en Internacional Business. Perseguimos el doble objetivo, como apuntaba, de dotar a nuestro tejido empresarial de talento cosmopolita joven y altamente cualificado que nos impulsará a desarrollarnos y que además retornará nuestro conocimiento a otros países para apuntalar su crecimiento de modo estable, reforzando, a la vez, su vínculo a largo plazo con nuestras organizaciones.

Tal y como apuntaba, asistimos a un contexto de vertiginosos cambios, ¿cómo afronta IESIDE esta necesidad de innovación constante?

Efectivamente, la Obra Social de ABANCA y su instituto de educación superior, desde su visión integral, adaptan su forma de hacer al contexto general de cambio, ese es el verdadero reto de la educación: dar respuesta a un entorno cambiante y a las posibles crisis derivadas de la resistencia a ese cambio. IESIDE afronta estos desafíos a través de la innovación, tanto en lo relativo a la transformación digital y a la actualización de tecnologías, como a las metodologías educativas que aplica. Nosotros intentamos educar para la incertidumbre, para procesos complejos, lo que nos permita anticiparnos al futuro inmediato.

Estamos inmersos en un proceso de transformación digital y de adecuación tecnológica para que estudiantes y docentes puedan desenvolverse con eficacia en el mundo actual. Así, el Campus Virtual se ha convertido en el epicentro de nuestra estrategia digital en lo que a formación se refiere, ya que, acorde con los tiempos, estamos evolucionando desde el tradicional modelo presencial hacia una nueva metodología basada en paradigmas mixtos o blended que flexibilizan el proceso de formación y aprendizaje.

Finalmente y atendiendo a esta idea de la educación como palanca de cambio, ¿Cómo ve la universidad del futuro?

El punto de partida del progreso social, que es nuestra misión, debe orientarse a la búsqueda y el establecimiento de objetivos que definan la clase de valores que puedan armonizar con el desarrollo del ser humano. Este es un concepto exigente porque requiere respeto a los derechos humanos y a las condiciones de libertad, equidad, tolerancia, solidaridad y armonía con el medio. En la dimensión institucional de la sociedad y en particular de la universidad debemos preguntarnos a qué tipo de sociedad debemos dirigirnos y para qué.

La universidad contemporánea debe ir en consonancia con la diversificación de las sociedades en el mundo, con su composición multicultural, con las estructuras de comunicación e información, la incorporación de las tecnologías a la vida cotidiana, la reducción de la distancia entre lo público y lo privado, las nuevas dimensiones del trabajo basadas en la capacidad de iniciativa individual y colectiva y en la corresponsabilidad de las decisiones, la interdisciplinaridad de los puestos de trabajo y la movilidad permanente de los perfiles profesionales, así como la mutación sin pausa de una sociedad definida por la incertidumbre y la complejidad.

Afrontamos una grave crisis ética, representada en buena parte en la crisis política, económica y financiera todavía sin resolver. Ello conforma una globalidad epistemológica a la que se ha denominado "explosión del conocimiento". En el momento en que la universidad consiga dar respuesta a algunas de estas cuestiones, comenzaremos a pensar que estamos en el camino de avanzar. Las asignaturas pendientes aún son muchas: el cambio en la relación profesor-estudiante que debe caminar hacia un modelo de cultura conjunta de aprendizaje; un docente a dedicación exclusiva que integre teoría y práctica, una universidad dentro de la sociedad con una calidad integral en la formación y en el mundo del trabajo; la flexibilidad en las estructuras universitarias acordes con una sociedad en constante evolución; la formación orientada a la multidisciplinariedad, transdisciplinariedad e interdisciplinariedad. Finalmente, la universidad debe ofrecer una visión holística de la profesión en la que ciencia y conciencia, ética y estética caminen, irremediablemente, de la mano.

Más información

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin